Cuántos tipos de portatiles hay

Cuántos tipos de portatiles hay

uPor estas razones podemos separar tipos de portatiles en diferentes clases o tipos. Según su tamaño y prestaciones. Si separamos por tamaño hay tres segmentos muy diferenciados de tipos de portatiles. Aunque por uso podemos encontrar cuatro. Pero en este artículo nos centraremos según el tamaño del portátil y comentando el uso adecuado de cada uno de ellos.

1. Portátiles Clásicos

Son los portátiles de toda la vida. El equipo clásico que tenemos para realizar trabajos profesionales o también para uso cotidiano. Suelen tener un hardware potente que nos permite utilizar todas nuestras aplicaciones habituales con fluidez a diario. Algunas de las características generales de este tipo de portátiles son las siguientes en estos tipos de portatiles:

  Sus tamaños oscilan de 14 a 18 pulgadas, y su peso va desde los 2 kg para arriba.

  En la mayoría de ellos incluyen procesadores doble núcleo, 2-4 GB de RAM, 250-500 GB de disco duro, video integrado (tanto intel como ATI) y Windows.

  Son perfectos para trabajar y utilizar programas pesados en general. Se puede jugar ocasionalmente, así que no son váildos para los gamers.

  La batería acostumbra a durar 4 horas aproximadamente de media.

tipos de portatiles

 

2. Ultraportátiles

Estos tipos de portatiles nos sorprenden, en primer lugar, por ser muy angostos y livianos. Por lo que se les puede llamar ultralivianas. Son una muy buena opción para los que buscan un equilibrio entre la portabilidad y la potencia del portátil en cuestión. Además, cabe destacar que estéticamente son muy bonitos. Modelos como el Dell Vostro V13 o Siragon Blade son un buen ejemplo:

  Sus tamaños habitualmente no sobrepasan las 13 o 14 pulgadas. Encontrándose por este margen. Su peso ronda el 1,5 kg.

  Pueden incluir procesadores de un núcleo como de dos núcleos de bajo consumo. Así que son un poco más lentos que los convencionales. Incluyen 2-4 GB de RAM, 250-500 GB disco y video integrado.

  Estos tipos de portatiles son muy útiles para quien viaja muy a menudo. Para esas personas que quiere un equipo liviano, ligero, pequeño y cómodo que le permita realizar tareas habituales de navegación, multimedia y oficina.

  • Su batería es de lo mejor que tiene, ya que tiene una duración que puede llegar a las 8 horas.
  • Su coste es bastante elevado en las versiones más potentes de este tipos de portatiles.

Si estás buscando un portátil con muy buenas prestaciones, este tipo de portátiles es perfecto. Así que échales un vistazo.

tipos de portatiles

 

3. Netbooks

Si quieres tener un portátil que te quepa en el bolso, estos tipos de portatiles son perfectos por su tamaño reducido. Desde hace algunos años, es posible gracias a los portátiles netbooks. Estos pequeños portátiles de dimensiones sorprendentemente reducidas los podemos llevar encima casi sin notarlo. Entre los modelos de estos tipos de portatiles podemos encontrar, por ejemplo, los Acer One,  Asus Eeepc, HP mini, Dell Inspiron Mini, entre otras familias.

  Tamaño reducido de 9 a 12 pulgadas, con un peso de 1 kg a 1,5 kg.

  Normalmente incluyen procesadores Intel Atom, aunque AMD está aportando modelos 2 GB de RAM, 250-320 GB disco, duro y video Integrado. Se están empezando a ver con doble núcleo, así que ve informándote de ello.

  Son perfectos para esas personas que quieren conectarse a internet en cualquier lugar. Ya sea para chatear, navegar o versus mails. Pueden editar documentos, aunque ligeros, siempre que no sean archivos muy pesados.

  Estos tipos de portatiles tiene mucha autonomía de batería. De hecho son capaces de funcionar durante 8 horas o más.

tipos de portatiles

 

Portátiles para gamers

Jugar en cualquier lugar ya no es un problema. Es posible gracias a estos tipos de portatiles. Tienen altas prestaciones que hacen que poder jugar en cualquier lugar sea relativamente fácil. Procesadores de doble núcleo muy potentes, y su característica más importante: Tarjetas de video dedicadas.

  Pantallas de entre 15 a 17 pulgadas. Con un peso de más de 2 kg.

  Procesadores doble núcleo (core i7- core i5 mayormente), 4 GB o más de RAM, 500 GB disco, gráficas dedicadas Nvidia G-force o ATI Radeon y teclados retro iluminados.

  Tienen poca autonomía. La mayoría no llegan a las 2 horas de utilidad en juegos que sean exigentes para las gráficas.